0

 


La misionera estadounidense Heidi Baker, relató un hecho sobrenatural, al presenciar una sanación masiva de enfermos terminales, en una tienda de campaña durante uno de sus viajes misioneros. 

En un evento en la Iglesia Internacional de Las Vegas (ICLV), Heidi narró del episodio que ocurrió en una de sus misiones. El Señor le hizo sentir a la misionera, la necesidad de entrar a una tienda de campaña llena de enfermos con cólera, moribundos y al borde de la muerte, incluidos niños y pastores de la misión de Heidi.

El acceso al sitio fue restringido al personal médico, quien ingresó con equipo de seguridad como guantes y mascarillas. Aunque estaba prohibido y era muy peligroso, Baker obedeció la voz de Dios y fue guiada sobre cómo demostrar el amor divino a las personas moribundas.

“Sentí que Dios dijo: 'Está bien, quiero que los sostengas frente a tu cara con ambas manos, cara a cara. Dije: 'Sí, Señor, cara a cara', dijo la misionera.

“Él dijo: Sin guantes, sin máscara, cara a cara. Mírelos a los ojos, vea por lo que están pasando, comprenda el terror que están sintiendo en este momento. Quiero que los sostengas en tus brazos y los ames".

Entonces, llena de fe y coraje, Heidi entró en la tienda y demostró el amor de Jesús como el Señor le había ordenado. “Simplemente los abracé a todos los niños, a todos los pastores ya todos en la carpa”, dijo Baker.

La actitud de la misionera conmocionó a todos. “Recuerdo que una doctora llamada Joana me miró y me dijo: '¡Eres una loca y te vas a morir!' Y dije: viviré y no moriré. Y toda esta gente se levantará de aquí y se irá de este lugar”, informó Heidi.

Durante tres días volvió a la tienda. Cada día, Jesús sanaba a un grupo de personas enfermas, y la tercera vez, Dios sanó a todos los enfermos y la tienda quedó vacía

"Gloria al Señor, Jesús es el Señor. Su amor perfecto expulsó el miedo", dijo Heidi Baker.

Fuente: AcontecerCristiano.Net

Next
This is the most recent post.
Previous
Entrada antigua

Publicar un comentario

 
Top