0

Cifras oficiales indicarían que 3 millones de personas llenaron las calles brasileñas para anunciar el Nombre poderoso del Señor. A esta marcha asistió Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, convirtiéndose en el primer presidente en la historia de Brasil que asiste a la multitudinaria marcha evangélica.
Más de cuatro mil caravanas, de casi todos los estados brasileños, participaron en el evento. El lema elegido fue “El Rescatador”, basado en 1 Timoteo 2:6. Según los organizadores, alrededor de 3 millones de cristianos evangélicos llenaron las calles brasileñas, en la edición número 27 de la Marcha por Jesús, celebrada el 20 de junio.
Pero hubo una notable diferencia este año: por primera vez un presidente de la república, Jair Bolsonaro, se unió a los millones de creyentes. “Es muy bueno estar entre amigos. Y aún mejor cuando son amigos de Dios en sus corazones”, dijo Bolsonaro en un discurso de 7 minutos. El presidente dijo que Brasil “es secular pero que su líder actual es cristiano”.
La Marcha por Jesús, organizada por la Iglesia Renacimiento en Cristo, se ha celebrado en São Paulo durante 27 años, con la colaboración de otras denominaciones evangélicas, es la marcha más grande organizada por evangélicos que tiene lugar en América Latina. Los evangélicos siguen creciendo en Brasil. Alrededor del 30% se definen como evangélicos.
Para los evangélicos brasileños, la Marcha por Jesús que se celebra cada año en São Paulo es un día de agradecimiento a Dios por victorias, logros, y por todo lo bueno, pero también por las pruebas, problemas, y por todo lo malo; pues sirvió para fortalecer la fe en el Señor. Un día para para anunciar que tienen a un Dios maravilloso de su lado.

Fuente: http://impactoevangelistico.net/

Publicar un comentario

 
Top