0


Resultado de imagen para rey david


El Rey David se rodeó de hombres valientes. En un comienzo nadie daba un peso por ellos, pero fueron leales, arriesgaron su vida por el rey, tenían convicciones y llegaron a ser soldados de su ejército. Igual hoy, Dios está buscando hombres y mujeres valientes a quienes pueda utilizar para ser su poderoso ejército, esencial en la extensión del Reino. 2 Samuel 23:8-23 

1.- Los valientes no salen huyendo cuando llegan las crisis (v. 8).

a.- El valiente persevera, con la mirada fija en una meta.

b.- El valiente no se conforma con ser uno más entre la multitud (v.8).

c.- El valiente está plenamente comprometido con la causa.

2.- Los valientes no se desaniman porque los dejan solos (vv.9, 10).

a.- El valiente no mira la cantidad de los problemas sino lo que se puede lograr (vv.9 a, 10).

b.- El valiente está preparado hasta para quedarse solo (v. 9 b).
            “... y se habían alejado los hombres de Israel..”
c.- El valiente no depende de sus fuerzas sino de Dios (v. 10).
            “Aquél día Jehová dio gran victoria...”

3.- Los valientes permanecen firmes a pesar de las circunstancias (vv.11-17).

a.- El valiente no cambia sus metas pese a la adversidad (vv.11, 12).
b.- El valiente tiene claro que el Señor es quien da la victoria (v.12).
c.- El valiente no se detiene por los obstáculos (vv.14-17).

4.- Los valientes desarrollan sus capacidades a partir de las crisis (v.18-23).
a.- El valiente va hasta el final (vv.18, 19).
b.- El valiente no se da por vencido fácilmente (vv.20-23).


Los valientes se forjan en medio de las crisis. Si dependen de Dios, tienen claro que no luchan en sus fuerzas sino en las de aquél que les creó. Vencer es posible cuando dejamos que nuestro amado Señor vaya delante nuestro como poderoso gigante. Es necesario entonces, poner la mirada en Aquél que todo lo puede, y emprender la tarea de conquistar con Su ayuda, aquellas metas que nos hemos fijado. Y estar preparados para todo, sabiendo que en las batallas, surgen imprevistos.




Proverbios 3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 reconocelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.

Publicar un comentario

 
Top